Ahorrar ya no es tan importante: la mitad de los españoles destinará el Gordo de la Lotería de Navidad 2022 a pagar deudas

Blog

Noelia Pérez
8 minutos de lectura
  • Una encuesta realizada por el comparador financiero Banqmi muestra que los productos de inversión preferidos por los españoles para invertir los premios de la Lotería de Navidad este 2022 son los depósitos o las cuentas remuneradas: el 47,4% de los encuestados recurrirá a ellos.
  • Alessio Zambón, responsable de Marketing de Banco Mediolanum, aconseja “actuar con serenidad y analizar cuáles son nuestros objetivos”, es decir, “saber para qué se ahorra y para qué se invierte el dinero”.
  • El ahorro sigue dando muy poco rendimiento. Lo más rentable ahora mismo es quitarse deudas, dejar de pagar intereses y vivir más tranquilo”, explica Antonio Gallardo, experto financiero de Banqmi.

Madrid, 13 de diciembre de 2022

El 22 de diciembre se celebra como todos los años el sorteo de la Lotería de Navidad, el día más ilusionante y frustrante del año a partes iguales. Este 2022 hay alguna novedad: ha cambiado el diseño de los décimos y ha aumentado también el número de décimos por serie: de 172 que había hasta ahora a 180, por lo que habrá más opciones de conseguir un mismo número que en años anteriores. ¿Esto quiere decir que habrá más o menos posibilidades de resultar premiado? No, las opciones siguen siendo las mismas porque la cantidad de números que se ponen a la venta no varía, pero sí que se repartirá más dinero en premios: hasta 2.520 millones de euros, 112 millones más que en 2021.

El Gordo repartirá 400.000 euros por décimo, el segundo premio 125.000 euros por décimo y el tercer premio será de 50.000 euros por décimo, todo antes de impuestos. “La ilusión nunca se pierde. Sorprendentemente, este año, pese a la subida de la inflación y de los precios de los productos más básicos, el presupuesto que los españoles prevén gastar en lotería sube levemente respecto al del año pasado”, explica Antonio Gallardo, experto del comparador financiero Banqmi. Estas declaraciones las avalan los datos aportados por la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado, que asegura que los españoles se gastarán 69 euros de media este año, casi tres euros más que en 2021, o, lo que es lo mismo, comprarán una media de 3,5 décimos por cabeza.

En cuanto a la tributación de los premios, Alessio Zambón, responsable de Marketing de Banco Mediolanum, indica que “los premiados pagarán este año los mismos impuestos que en 2021. Hacienda se queda con el 20% a partir de 40.000 euros. El Gordo, por ejemplo, tributa solo por 360.000, sobre los que se gravará un 20%. Es decir, el premiado se queda con 328.000 y Hacienda con 72.000 euros”. Así, para invertir el premio, es importante “acudir a un asesor financiero que tenga en cuenta los aspectos legales y fiscales”, añade Zambón.

Más dinero para pagar deudas y menos para ahorro

Pero ¿a qué destinarían los españoles tanto dinero en caso de resultar premiados? Según una encuesta realizada por Banqmi, una de las opciones más elegidas para gastar el premio Gordo sigue siendo la de ‘pagar deudas o tapar agujeros’, que sube tres puntos en un año y es ya la preferida por la mitad de los encuestados; concretamente por el 49,3%, el mayor porcentaje registrado desde que empezó a realizarse esta encuesta online, en 2017.

También sube, aunque de forma muy leve, la opción de destinar el dinero a la vivienda: el 21% aprovechará el premio, entre otras cosas, para amortizar su hipoteca. La subida del euríbor está haciendo que muchos ciudadanos se vean en apuros para pagar las cuotas del préstamo hipotecario, por lo que invertir ese dinero en devolvérselo al banco ayudaría también a pagar muchos menos intereses. Eso sí, Gallardo dice que “en función del tiempo y la cuantía que quede por pagar, puede salir o no rentable amortizar, por lo que lo mejor es hacer números y, si es necesario, pedir ayuda a un asesor hipotecario o financiero que te aconseje para tomar la decisión más correcta”.

Entre las opciones que caen se encuentra, por ejemplo, la de destinar el premio a ‘ahorro para tener un colchón financiero’, que ha pasado de ser la favorita del 24,1% de los encuestados a contar con el 21,3% de los votos. “El ahorro, pese a la subida de tipos, sigue dando muy poco rendimiento. Lo más rentable es quitarse deudas, dejar de pagar intereses y vivir más tranquilo, sobre todo si tenemos en cuenta que estamos en un entorno de mayor endeudamiento”, asegura el experto financiero de Banqmi.

De acuerdo con Antonio Gallardo está el responsable de Marketing de Banco Mediolanum, que especifica que “a causa de la inflación, lo que eran 100 euros a inicios de año, ahora son 93 euros… Aparcar el dinero significa una pérdida de valor constante. Por este motivo, ahora más que nunca, ahorrar es sinónimo de invertir para intentar, como mínimo, vencer a ese enemigo invisible”.

Se reduce la confianza en amigos y familiares

A la hora de buscar asesoramiento para saber dónde y en qué es mejor invertir el dinero de los premios, acudir al banco sigue siendo la principal opción de los españoles: la eligen un 39% de los encuestados por Banqmi, lo que supone una subida de 0,1 puntos respecto a 2021 y de 2,3 puntos desde 2017. No obstante, la alternativa que más cambios ha sufrido es la opción de consultar a un asesor financiero, tanto que se decantan por ella ya el 25,9% de los ciudadanos y sube 1,4 puntos porcentuales desde 2021 y 3,2 puntos desde 2017.

Desde Banco Mediolanum, Alessio Zambón aconseja “no ser impulsivos a la hora de invertir el dinero y dejarse asesorar por un buen profesional, como un asesor financiero”. En esta entidad cuentan con los ‘Family Bankers’, que pueden ayudar a gestionar el dinero que se ingresa de forma inesperada.

Así, pese a que muchos ciudadanos confían en sus propias aptitudes (el 26,4% de los encuestados cree que puede decidir por sí mismo, sin tener que pedir ayuda a ningún experto que les aconseje), esta opción baja 0,5 puntos. Y también cae la opción de buscar la opinión de familiares o amigos, que pasa de ser elegida por un 8,7% de los encuestados en 2021 al 7% actual.

“La apuesta por ‘profesionalizar’ la gestión del dinero está al alza”, declara Gallardo, que añade que, “pese a que la confianza de los ciudadanos en los bancos cayó tras la burbuja financiera, la están recuperando ligeramente, y también la que se deposita en los asesores financieros. Esto se debe fundamentalmente a que, si queremos gestionar nosotros mismos nuestras inversiones, debemos tener un conocimiento que desgraciadamente es escaso; y lo mismo pasa si dejamos en manos de familiares o amigos esa decisión”.

«Los españoles prefieren la seguridad a la rentabilidad»

Pese a que “los depósitos o las cuentas remuneradas ahora mismo no son rentables”, afirma el experto financiero de Banqmi, “muchos ciudadanos prefieren tener el dinero seguro en una cuenta, a pesar de que pierda valor por la inflación, que invertirlo en productos de riesgo cuyo rendimiento se consigue especialmente en el largo plazo, como la inversión en fondo o bolsa”.

Tanto es así que, a la pregunta de “¿En qué producto invertirías principalmente tu dinero?”, en caso de ganar uno de los premios de la Lotería de Navidad, el 47,4% de los encuestados por el comparador financiero dicen que recurrirán a un depósito o a una cuenta remunerada, porcentaje que sube 1,4 puntos desde el 2021 y hasta 3,3 puntos desde 2017. ¿El motivo? Gallardo reitera que “los españoles prefieren la seguridad a la rentabilidad” y, “aunque la rentabilidad de los depósitos sea muy baja, mantienen el capital en todo momento”.

De este modo, “el binomio cuentas o depósitos y vivienda sigue siendo lo más demandado por los españoles con ahorros”, afirma el experto financiero. Y es que, precisamente, lo que más crece en la encuesta realizada por el comprador financiero Banqmi es la inversión en vivienda, que se sitúa en el tercer puesto, con un 18,5% de los votos y un ascenso de casi tres puntos en un año. “La vivienda se considera un valor seguro que genera rendimientos, no solo si se alquila, sino por la propia subida del valor de la vivienda”, matiza Gallardo, que mantiene que “los precios de los inmuebles siguen subiendo a pesar de que la financiación sea cada vez más cara”.

En lo que se refiere a los fondos de inversión o acciones, esta opción sigue situada en el segundo lugar, aunque va perdiendo adeptos a medida que pasan los años. Desde que Banqmi realiza esta encuesta, el punto álgido de los fondos de inversión se alcanzó en 2019, cuando un 24,1% de los españoles afirmaba que invertirá el premio de la Lotería de Navidad en ellos. No obstante, tres años después, ese porcentaje ha bajado hasta el 20,1% y pronto podría verse sobrepasado por el de inversión en vivienda, que lleva el camino opuesto.

“Los fondos de inversión están al alcance de cualquier tipo de inversor y permiten invertir de forma diversificada para tratar de lograr rentabilidades a largo plazo. En estos momentos de bajada de los mercados, los fondos de inversión permiten entrar a precios interesantes a la espera de la recuperación de la economía global”, explica Alessio Zambón, responsable de Marketing de Banco Mediolanum. Eso sí, matiza que “lo conveniente es contar con un plan financiero acorde a nuestro perfil inversor, nuestras circunstancias y metas”.

También ha bajado considerablemente el porcentaje de quienes eligen como modo de inversión los planes de pensiones. Actualmente se sitúa en un 7%, tres puntos por debajo del dato de 2021 y 6,9 puntos por debajo del de 2017.

Consejo: fijar primero unos objetivos concretos

¿Cómo sabemos qué opción nos conviene más? La situación personal de cada ciudadano es diferente, por lo que “es importante actuar con serenidad y analizar cuáles son nuestros objetivos. Hay que saber para qué se ahorra y para qué se invierte; definir los objetivos a corto, medio y largo plazo, y encajar ese dinero dentro de una planificación financiera que deberá buscar las soluciones adecuadas para cada uno de esos objetivos”, asegura Zambón.

Por su parte, el experto financiero de Banqmi recomienda “hacer un mix”, es decir, “tener una parte de dinero en cuentas o depósitos, disponible ante cualquier imprevisto”, pero también “hay que pensar en el medio y largo plazo, en un horizonte superior a los 8-10 años, e invertir el dinero que no vayamos a necesitar en bolsa y fondos”. Si bien es cierto que esta última opción es más imprevisible y, por tanto, menos segura, también puede dar más beneficios.

Compara todos los préstamos del mercado

Compara todos los préstamos del mercado

Existen muchos tipos de préstamos. ¿En qué se diferencian? ¿Cómo se contratan? ¿Cuál es el mejor según tu perfil? Te resolvemos todas las dudas.

Comparar