Análisis bursátil: ¿Qué son los niveles de soportes y resistencias?

Blog

Toño García
5 minutos de lectura

Con el estudio de las tendencias del mercado de Wall Street, a finales del siglo XIX, surgió el análisis técnico de los mercados financieros. A diferencia del análisis fundamental, que se enfoca en el contexto económico, político y social, el análisis técnico, siendo puramente matemático y algorítmico, está basado en datos, cotizaciones, patrones de precios y tendencias a futuro. Así pues, en el análisis técnico, los gráficos son muy útiles porque sirven para anticiparse a los movimientos del mercado. Dentro de este tipo de análisis bursátil, una de las herramientas más sencillas, y no por eso menos potente, son los niveles de Soporte y Resistencia que vienen motivados en aplicación de la Ley de la Oferta y la Demanda.

Siendo uno de los conceptos más usados en el análisis técnico y que pueden ser utilizados en cualquier tipo de mercado financiero, los traders suelen prestar especial atención a estos niveles, siendo de gran utilidad a la hora de predecir el movimiento del precio de un valor en el futuro. De hecho, lo primero que se debe de hacer a la hora de analizar un gráfico bursátil es detectar los Soportes y las Resistencias más relevantes para estudiar qué posibilidades de trading hay en ese valor.

El Soporte es un nivel donde se apoya la caída del precio de un valor y comienza el rebote. Normalmente, un Soporte se corresponde con un mínimo alcanzado anteriormente, pudiéndolo imaginar como un suelo contra el que choca el precio cuando está cayendo.

Por el contrario, la Resistencia es un nivel donde se para la subida del precio y comienza su retroceso. Se suelen identificar como máximos anteriores que ha alcanzado la cotización y se asemejan a un techo contra el que rebota el precio.

La forma más fácil de localizar estos niveles es buscar dónde el precio deja de caer y dónde rebota, pero en muchas ocasiones los valores no están muy bien definidos y hay que fijarse más en una franja estrecha de precios.

La relevancia de los Soportes/Resistencias viene dada por la cantidad de veces que el precio ha tocado cada nivel y cuanto mayor sea el rango temporal al que pertenezcan. Tanto es así que cualquier Soporte o Resistencia que se refleje en un espacio temporal más amplio afectará también a cualquiera de sus inferiores. Por ejemplo: si un nivel se identifica en un gráfico semanal se identificará también en uno diario. A su vez, si un Soporte/Resistencia ha permanecido vigente durante un largo periodo de tiempo se considera más fuerte que uno registrado recientemente. De la misma forma, cuanto más se aleje el precio de un nivel determinado más fuerte se considera.

Los Soportes y Resistencias se han identificado como mínimos y máximos en la cotización, pero curiosamente cuando se sobrepasa un Soporte, ese nivel se convierte en Resistencia, igual que al perforarse una Resistencia ese nivel se convierte automáticamente en un Soporte. Además, cuanto más fuerte haya sido como Resistencia, más consistente se considera como Soporte, y viceversa.

La operativa con este tipo de niveles puede dar señales de continuidad o de tendencia. La más utilizada es la búsqueda de cambio de tendencia: Resistencia que frene la subida para vender o bien un Soporte que frene la caída para comprar. Esta operativa supone ir en contra de la tendencia con todo el riesgo que eso conlleva.

En una tendencia alcista, los niveles de Resistencia representan pausas en una trayectoria ascendente, reduciendo la velocidad de la subida del valor. Para que esta tendencia continúe es necesario que el precio sobrepase el nivel anterior de Resistencia y que no retroceda hasta el nivel de Soporte previo. El comportamiento de una tendencia bajista es a la inversa.

Existen varios criterios de ruptura de los niveles de Resistencia y Soporte: Volumen (debe de aumentar cuando traspasa un nivel), cierre diario (las rupturas intradiarias no son muy fiables a no ser que vayan acompañadas de volumen) y porcentaje (entre un 1 y un 3% será el indicativo de que el nivel sobrepasado ha sido roto).

Hay varias maneras de identificar los Soportes y las Resistencias. Una vez identificados son muy útiles a la hora de establecer los stop de ganancias y pérdidas:

  • Niveles de Soporte y Resistencia previos. Lo que hemos visto hasta ahora.
  • Datos históricos de precios. Los precios históricos son muy valiosos para los inversores, pero se tendrá muy en cuenta bajo qué circunstancias se han formado en el pasado esos precios.
  • Indicadores técnicos. Se consideran dinámicos porque se mueven a medida que va avanzando el gráfico. Un ejemplo típico es cualquier línea de tendencia o incluso una media móvil en cualquiera de sus versiones. Una media móvil por sí sola no sirve mucho de Soporte o Resistencia, pero sí el cruce de varias medias.
  • Niveles psicológicos. Se ponen a prueba ciertos niveles cuando el precio finaliza en cero. No es lo mismo, desde un punto de vista psicológico, un nivel en 30€ que en 28,32€.
  • Efecto manada. Si todo el mundo ve un apoyo en un suelo o una rotura en un techo habrá un movimiento en masa que lo retroalimentará.
  • Retrocesos de Fibonacci. Siempre se dibujarán de izquierda a derecha y los más comunes suelen ser 38,2%, 50% y 61,8%.
  • Pivot Points. Cuando se consigue pasar un pivot point, ya sea al alza o a la baja, normalmente se puede esperar un movimiento tendencial rápido.

En fin, no es necesario trabajar con gráficos que tengan muchos indicadores para obtener buenos resultados en el trading, es más, es contraproducente: un gráfico limpio, únicamente marcados los Soportes/Resistencias y un par de herramientas más es suficiente para mostrar de una forma eficiente las señales de compra/venta. Lo que sí es recomendable es que se trabaje con gráficos que descuenten los dividendos, es decir, los que realmente muestren la evolución real de la compañía.

Compara todos los

Compara todos los préstamos del mercado

Existen muchos tipos de préstamos ¿En qué se diferencian? ¿Cómo se contratan? ¿Cuál es el mejor según tu perfil? Te resolvemos todas las dudas.

Comparar