¿Cómo se cambia un seguro vinculado a la hipoteca cuando ha pasado un año?

Blog

Elia Costas
3 minutos de lectura

A la hora de aventurarse en el complejo mundo de las hipotecas, son muchas las preguntas que pueden asaltar al consumidor. Las más habituales están relacionadas con la obligatoriedad de contratar productos adicionales y si han de contratarse con el banco. Sin embargo, un aspecto en el que no se suele reparar es en cómo cambiar un seguro vinculado a la hipoteca cuando ha pasado un año de su firma. Conocer esta información es vital para hacerlo con todas las garantías.

Desmitificando la obligatoriedad del seguro vinculado a la hipoteca

Existe la creencia popular de que contratar seguros ligados a la hipoteca es una obligación, pero ¿es realmente así?

Según la nueva Ley Hipotecaria, la entidad bancaria puede exigir la contratación de un seguro que garantice el cumplimiento de las obligaciones del contrato de préstamo y la suscripción de un seguro de daños que cubra el inmueble objeto de la hipoteca. Esto es, un seguro de vida que responda en caso de que el titular de la hipoteca fallezca y un seguro de daños que cubra el valor de reconstrucción de la vivienda en caso de siniestro. En ambos casos el banco debe aceptar pólizas alternativas a las que desde allí se ofrecen.

Esta misma Ley permite la venta combinada de seguros, siempre y cuando el banco facilite ambas opciones, con y sin productos adicionales, con el objetivo de que el consumidor pueda valorar las diferencias entre ellas. Y prohíbe claramente que la entidad bancaria imponga condiciones más desfavorables si se opta por una póliza alternativa.

Hipoteca Fija Bonificada Sabadell

Icono regalo Tu cuota mensual sin cambios durante todo el préstamo

TIN

2.60%*

TAE

3.76%*

Plazo Máximo

30 años

% Financiación

80%

Aspectos a tener en cuenta para cambiar un seguro vinculado a la hipoteca

El proceso para realizar el cambio de los seguros vinculados a la hipoteca es sencillo pero requiere poner atención a los detalles. Antes de tomar la decisión final se deben tener en cuenta algunos aspectos importantes:

  • Se debe notificar a la entidad aseguradora en plazo. La fecha de renovación es clave. Conocerla permite realizar el cambio sin problemas posteriores que puedan hacer pensar que la maniobra ha sido una mala idea. La Ley establece unos plazos que consumidores y entidades deben cumplir. Para el tomador del seguro, un mes. Para la compañía de seguros, dos meses, tanto para comunicar al cliente la cancelación del contrato como cualquier modificación que pretenda realizar.
  • Comparar las opciones disponibles en el mercado y su cobertura real. Las garantías suelen tener el mismo título en la mayoría de productos comercializados pero, la protección que realmente ofrecen puede ser muy diferente una vez sale a la luz la letra pequeña. Exclusiones, franquicias o sumas aseguradas perfilan los derechos del asegurado y harán que una alternativa sea más apropiada que otra en función de sus necesidades. El precio final es importante pero siempre en relación con la verdadera cobertura que aporte la opción elegida.
  • Revisar el incremento de la cuota mensual si se cambian los seguros vinculados a la hipoteca. La cantidad a abonar cada mes puede variar al eliminar los productos que en su momento se ligaron a la hipoteca. Es importante consultar con el banco qué bonificación proporciona el seguro de hogar, el de vida y los demás productos que se hayan contratado y calcular cual será el aumento una vez realizado el cambio. Para ello existen herramientas gratuitas, accesibles a todo el mundo, como el Simulador del Banco de España que, con unos pocos datos, calcula de forma rápida y sencilla la nueva cuota mensual.
  • ¿Puede la entidad ligada al banco negarse a anular la póliza actual? No, el consumidor tiene la libertad de elegir la entidad aseguradora con la que desea contratar sus seguros y el banco debe aceptar pólizas alternativas. Tras el proceso de buscar, comparar y elegir un nuevo seguro, se ha de entregar la documentación de la nueva póliza al banco.

En conclusión, cambiar el seguro vinculado a la hipoteca después de un año es posible y puede ser económicamente rentable y beneficioso para el asegurado. Sin embargo, es importante analizar detenidamente las implicaciones y considerar todas las opciones disponibles antes de tomar una decisión.

Hipoteca Variable Bonificada Sabadell

Icono regalo TIN el primer año al 2.00% cumpliendo condiciones

TIN

2.00% TIN primer año. Luego Euribor + 0.40%*

TAE

5.10%*

Plazo Máximo

30 años

% Financiación

80%

Compara todos los

Compara todos los préstamos del mercado

Existen muchos tipos de préstamos ¿En qué se diferencian? ¿Cómo se contratan? ¿Cuál es el mejor según tu perfil? Te resolvemos todas las dudas.

Comparar