¿Puedo conducir el coche de otra persona si yo no soy titular de su seguro?

Blog

Elia Costas
4 minutos de lectura

Conducir el coche de otra persona puede ser una necesidad en diversas situaciones, ya sea por una emergencia, un viaje largo con amigos o, sencillamente, porque en ese momento es lo más conveniente. Sin embargo, puede que surja la duda: ¿Puedes conducir el coche de otra persona si no eres el titular del seguro?

Aunque la ley no lo menciona explícitamente, la interpretación común basada en la normativa del seguro obligatorio del automóvil es que cualquier persona con una licencia válida puede conducir un vehículo asegurado, siempre que cuente con el permiso del propietario.

En cuanto a la cobertura del seguro, es fundamental revisar y entender los términos del contrato para verificar que se cumplan todas las condiciones necesarias para estar cubiertos en caso de un accidente.

¿Qué personas intervienen en el seguro del coche?

Para entender las limitaciones de cobertura que podemos encontrar en la póliza contratada, lo primero que debemos hacer es conocer las diferentes personas que intervienen en ella, cada una con derechos y deberes específicos:

  • El Tomador del Seguro es quien contrata la póliza y paga la prima.
  • El Propietario es el titular legal del vehículo.
  • El Asegurado o conductor es la persona que utiliza el coche con mayor frecuencia, a la que cubre el seguro.
  • El Beneficiario es quien recibe la indemnización en caso de siniestro.

Todos estos roles pueden ser asumidos por la misma persona, por personas diferentes o, en casos como el que nos ocupa, aparecer otras figuras diferentes a las indicadas a la hora de la contratación.

¿Qué coberturas encontramos en el seguro del coche?

La normativa española, en concreto la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor, exige que todo propietario de un vehículo a motor con estacionamiento habitual en nuestro país tenga suscrito un seguro de responsabilidad civil obligatorio, que cubra los daños a terceros en caso de accidente.

Esto implica que si eres responsable de un siniestro, tu seguro cubrirá los daños materiales y personales causados a terceros. Lo que abarca no solo al conductor y pasajeros del otro vehículo o a los peatones involucrados, sino que también indemniza a las personas que viajan contigo, ya que también son considerados terceros por el seguro. La ya citada ley especifica que el seguro obligatorio no cubre:

  • Las lesiones o fallecimiento del conductor del vehículo causante.
  • Los daños al propio vehículo asegurado.
  • Si el vehículo que causó el accidente fue robado, el seguro obligatorio no cubre los daños personales ni materiales.

Por eso, los productos comercializados en el mercado complementan este seguro obligatorio con otras coberturas que te ofrecen una protección más amplia. Por ejemplo, incluyendo el seguro del conductor para cubrir las lesiones o fallecimiento del mismo, la asistencia en viaje, el incendio, la rotura de las lunas, el robo o los daños propios del vehículo.

La entidad aseguradora no podrá rechazar la cobertura del seguro frente al perjudicado, excepto por las exclusiones mencionadas en el apartado anterior. Pero, tras pagar la indemnización, el asegurador puede reclamar las cantidades abonadas en ciertos casos. Por ejemplo, si se demuestra que el conductor estaba bajo los efectos del alcohol o las drogas o no tenía permiso de conducir.

¿Qué ocurre en el caso de conductores considerados de riesgo?

La compañía aseguradora no puede excluir la cobertura del seguro obligatorio si el conductor se encuentra entre los considerados “de riesgo”. Por lo general, las personas menores de 25 años y/o con menos de dos años de carné. Así lo establece el Tribunal Supremo en una sentencia de noviembre de 2014. La aseguradora puede reclamar el dinero pagado en indemnizaciones solo en ciertos casos específicos, como los señalados anteriormente.

Antes de la reforma de la Ley, de 2007, el asegurador podía reclamar al tomador del seguro o asegurado por razones establecidas en el contrato de seguro. Sin embargo, la reforma eliminó esa posibilidad, limitando las causas de repetición a las previstas por la ley.

Pero ¿Qué pasa con las coberturas fuera del seguro obligatorio? En el caso de coberturas voluntarias, como los daños propios del vehículo o la cobertura de accidentes del conductor, la compañía tendrá derecho a rechazar el siniestro y excluir la cobertura si no se ha declarado al conductor menor o sin la antigüedad requerida del carné de conducir.

¿Puedes conducir el coche de otra persona?

En conclusión, es posible conducir el coche de otra persona sin ser el titular del seguro, siempre y cuando cuentes con una licencia válida y el permiso del propietario del vehículo.

La cobertura del seguro depende de los términos específicos del contrato, por lo que es esencial revisarlos para asegurar que cumples todas las condiciones necesarias en caso de accidente y no encontrarte con sorpresas a la hora de la verdad.

Las aseguradoras no pueden rechazar la cobertura obligatoria, excepto por exclusiones específicas. Sin embargo, pueden reclamar las indemnizaciones pagadas si el conductor estaba bajo los efectos del alcohol o drogas, o no tenía permiso de conducir.

Y en el caso de conductores considerados de riesgo, como los menores de 25 años o con menos de dos años de experiencia, las aseguradoras no pueden excluir la cobertura obligatoria, pero sí pueden hacerlo en coberturas voluntarias si no se ha declarado adecuadamente al conductor. Y puede salirte muy caro.

Compara todos los

Compara todos los préstamos del mercado

Existen muchos tipos de préstamos ¿En qué se diferencian? ¿Cómo se contratan? ¿Cuál es el mejor según tu perfil? Te resolvemos todas las dudas.

Comparar