¿Cuáles son los gastos a la hora de pedir una hipoteca?

Blog

Nerea Gastesi
3 minutos de lectura

Solicitar una hipoteca es uno de los procesos más complicados que vamos a tener que realizar a lo largo de nuestra vida. Esto se debe a que se maneja mucho dinero en estas operaciones y, además, suelen estar en juego nuestros ahorros.

De hecho, para poder adquirir una hipoteca de media se necesita un 30% del importe de la vivienda. El primer 20% se debe a que las entidades suelen financiar el 80% del valor de la propiedad, por lo tanto, el resto debemos aportarlo nosotros. El 10% (a veces puede aumentar hasta el 15%) restante corresponde a los gastos que implica adquirir una vivienda y, en consiguiente, una hipoteca.

Pero… ¿Cómo se desgranan dichos gastos exactamente? Se pueden dividir en dos grandes grupos: los gastos de compraventa y los de formalización de la hipoteca.

Los gastos de compraventa hacen referencia a la operación de adquirir el inmueble en sí. Los podemos desgranar en los siguientes conceptos:

  • IVA: solo se aplica a viviendas nuevas. Puede suponer como máximo un 10% en Península y Baleares y 7% en Canarias.
  • Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP): se paga cuando adquirimos una vivienda de segunda mano. Suele rondar entre el 6% y el 10%, depende de la Comunidad Autónoma.
  • Notaría: entre 500 y 1.000 euros, dependiendo del número de copias de la escritura y su extensión.
  • Registro: 500 euros.
  • Gestoría: 400 euros.
  • Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD): solo lo asumiremos si adquirimos una vivienda nueva. Su importe se sitúa entre el 0,5% y el 1,5%.

Por su parte, los gastos de formalización de la hipoteca son los que se aplican al trámite del préstamo hipotecario. El futuro propietario asumirá:

  • Tasación: entre 200 y 400 euros, dependiendo de la extensión de la vivienda y el número de bienes que se tengan que tasar.
  • Comisión de apertura: algunos bancos lo aplican. Oscila entre el 0,5% y el 1,5% de la financiación que nos vaya a proporcionar la entidad.

¿Es posible conseguir una hipoteca al 100%?

Como hemos podido observar, a la hora de pedir una hipoteca para comprar la vivienda vamos a necesitar, como mínimo, entre el 30% y el 35% del valor de la vivienda que queramos comprar, puesto que los bancos tan solo financian el 80% de la operación. Pero… ¿Es posible conseguir una hipoteca del 100%?

No es una hipoteca que se suela ver habitualmente. Al fin y al cabo, se destina a perfiles que cumplen unos requisitos más estrictos de los habituales, puesto que el banco se arriesga más con este tipo de préstamos.

No obstante, lo que sí vamos a tener que seguir aportando es el dinero para pagar los costes de compraventa y formalización de la hipoteca; que suponen entre el 10% y el 15% del valor de la vivienda.

Si queremos conseguir una hipoteca al 100% sí o sí o, al menos, con una financiación por encima del 80%, podemos contratar los servicios de un bróker hipotecario. Se trata de una persona con un amplio conocimiento sobre el mercado inmobiliario y que tiene múltiples contactos, por lo tanto, es probable que nos pueda conseguir una hipoteca con mejores condiciones que si vamos a una entidad por su cuenta.

La principal desventaja de esta figura es que acarrea un coste. Puede ser un precio fijo o un porcentaje del coste de la vivienda que se va a financiar. Si tenemos la capacidad económica para pagarlo puede ser una buena opción para conseguir una hipoteca sin necesidad de aportar tantos ahorros.

¿Te ha parecido interesante? Desde Banqmi te mantenemos al día de la actualidad financiera. ¡Sigue leyéndonos!

Compara todos los

Compara todos los préstamos del mercado

Existen muchos tipos de préstamos ¿En qué se diferencian? ¿Cómo se contratan? ¿Cuál es el mejor según tu perfil? Te resolvemos todas las dudas.

Comparar