Cuentas para Jóvenes: Guía Completa para Elegir la Mejor Opción Bancaria

Análisis

Equipo Contenidos
4 minutos de lectura

Más que un ranking o una comparativa sobre las mejores cuentas para jóvenes, en este artículo queremos proporcionarte las herramientas necesarias para que comiences a tomar decisiones informadas y construyas un patrimonio.
Una cuenta joven es un producto bancario diseñado para un público con edades comprendidas entre los 14 y los 35 años (aproximadamente). Se trata de un primer paso para introducirte en el mundo financiero y gestionar la economía personal. Sin embargo, es importante que sepas escoger la mejor opción y la utilices adecuadamente.

Los Beneficios de Abrir Cuentas para Jóvenes

Las entidades bancarias suelen ofrecer una serie de ofertas, promociones y ventajas en las cuentas para jóvenes. Pero, ¿cuáles son los beneficios de abrir una cuenta para jóvenes?

En realidad, las cuentas para jóvenes son cuentas corrientes diseñadas para satisfacer las necesidades más comunes de este colectivo. Se trata de un producto bancario básico, con una gran cantidad de funciones relacionadas con la gestión de tus finanzas del día a día:

  • Puedes domiciliar tu nómina u otro tipo de ingresos.
  • También puedes domiciliar los recibos del teléfono, suscripciones y otros gastos mensuales.
    Puedes asociar una tarjeta (de débito o de crédito) para realizar pagos y retirar dinero en efectivo.
  • Sirven de soporte para solicitar otros productos bancarios (por ejemplo, un préstamo).
  • Ver toda la información acerca de tus movimientos, para una mejor administración de tus finanzas personales.
  • Algunas de ellas pueden ofrecer remuneración (intereses) por el saldo que mantengas.
  • Puedes hacer transferencias a cuentas de diferentes entidades o traspasos a cuentas de la misma entidad (incluso tus propias cuentas).
  • Te permiten aprovechar las ventajas de la banca online y la aplicación para móviles de la entidad.

¿Cómo sacar el Máximo Provecho de las Cuentas para Jóvenes?

Para saber cómo aprovechar al máximo, no sólo las cuentas para jóvenes, sino cualquier producto bancario, lo primero que tienes que hacer es determinar tu situación y tus necesidades financieras

  • Si tienes ingresos regulares.
  • Si tienes ahorros.
  • Si quieres emprender algún proyecto personal.
  • Si sueles hacer movimientos de dinero entre cuentas.
  • Si tienes intención de retirar efectivo con regularidad.
  • Si necesitas contratar algún otro producto del banco.
  • Si quieres domiciliar el seguro de tu coche.
  • Etc.

Después, es importante conocer el producto que te ofrece el banco, sus términos, condiciones, características, costes, etc.

Las entidades te deben proporcionar toda esta información con anterioridad a la firma del contrato para que puedas tomar una decisión informada. Tienes que determinar lo siguiente:

  • ¿Está limitada en cuanto a funciones?
  • ¿Tiene algún producto asociado? 
  • ¿Qué tipo de funcionalidades te interesan más o son imprescindibles para ti?
  • ¿Qué costes tiene?
  • ¿Me ofrece el banco descuentos, beneficios o regalos por abrir una cuenta para jóvenes?

En función de las respuestas y teniendo en consideración tus objetivos, estarás en perfecta disposición de elegir de una forma coherente.

Por ejemplo, si tienes ingresos regulares y gestionas tus finanzas de manera activa, quizá te interese elegir entre las cuentas para jóvenes sin comisiones. De esta forma ahorrarás en costes al gestionar tu tesorería.

Por el contrario, si no tienes ingresos, puedes buscar ofertas adaptadas a tus necesidades entre las cuentas para jóvenes sin nómina.

También puedes abrir más de una cuenta para jóvenes en diferentes entidades. Incluso es recomendable que tengas dos para diversificar tu operativa y obtener una capa de seguridad ante posibles problemas.

Construye tu Historial de Crédito desde Joven

En principio, mantener una cuenta para jóvenes activa y en buen estado te ayuda a forjarte un historial con el banco. Resulta útil para tu futuro financiero.

Si generalmente tienes un saldo positivo en tu cuenta y, llegado el momento, comienzas a solicitar algún producto de financiación (como una tarjeta de crédito), la entidad comprobará el uso que haces de él.

Si utilizas tu cuenta corriente y tu tarjeta de crédito de forma responsable, contribuirás a que mejore tu calificación como cliente y te sea más sencillo conseguir otro tipo de préstamos (para un coche o una hipoteca).

Sin embargo, es importante evitar que la cuenta esté en números rojos y/o que se produzcan incidencias en el pago en tu tarjeta de crédito (o cualquier otro tipo de financiación). Los bancos tienen en cuenta estas cuestiones para estudiar futuras operaciones.

En resumen, elegir bien la cuenta para jóvenes, no sólo te permite aprovechar al máximo sus ventajas, también puedes comenzar a gestionar tus finanzas de un modo adecuado y diseñar tus planes de futuro.

Compara todas las

Compara todas las cuentas bancarias del mercado

Existen muchos tipos de cuentas bancarias ¿En qué se diferencian? ¿Cómo se contratan? ¿Cuál es la mejor según tu perfil? Te resolvemos todas las dudas.

Comparar