Seguro de amortización de préstamo

Análisis

Equipo Contenidos
3 minutos de lectura

A la hora de solicitar una hipoteca es común que el banco proponga contratar un seguro de amortización de préstamo. Se trata de una herramienta que puede serte de utilidad, pero puede que te preguntes de qué se trata y cómo funciona.
¿Es obligatorio un seguro de amortización de hipoteca? ¿Qué cubre este seguro? ¿Cómo se paga la prima y cómo amortiza el préstamo? Si sigues leyendo, descubrirás las respuestas.

¿Qué es un seguro de amortización de préstamo?

Un seguro de amortización de préstamo es un instrumento financiero que protege tus finanzas (y las de tu familia) en caso de sufrir algún tipo de contingencia que te impida dejar de obtener ingresos. Puede aplicarse a cualquier tipo de préstamo, pero suele ser común su contratación para cubrir los pagos de una hipoteca.

Es similar a un seguro de vida, pero un seguro de amortización establece como beneficiario al banco prestamista. En caso de producirse un siniestro, el seguro abonará las cantidades pendientes de pagar.

Cabe la pena reseñar que no es obligatorio contratar un seguro de amortización de hipoteca, aunque resulta recomendable debido a que se reduce el riesgo de la entidad y puedes conseguir mejores condiciones. Además, en muchos casos, el propio banco lo ofrece como un producto vinculado.

¿Qué cubre?

Principalmente, un seguro de amortización de préstamo cubre al asegurado (el titular del préstamo) la totalidad o una parte de la deuda pendiente con el banco ante una situación de fallecimiento o invalidez.

No obstante, también puede ofrecer algunas coberturas paralelas, dependiendo de la oferta de la aseguradora y las condiciones que se pacten en la póliza. Por ejemplo:

  • Incapacidad permanente.
  • Enfermedad grave.

También puede tratarse de un seguro de protección de pagos de la hipoteca, el cual también cubre los siguientes supuestos: 

  • Desempleo.
  • Incapacidad laboral transitoria.

¿Cuándo se empieza a amortizar un seguro?

El seguro de amortización de préstamos es un tipo de seguro que cuenta con una gran flexibilidad. Puede ajustarse a tus necesidades y circunstancias. Existen diferentes alternativas.

En todo caso, un seguro se comienza a amortizar desde su puesta en funcionamiento. En el momento que se abone la prima, el seguro entra en vigor y el asegurado (el titular del préstamo) puede disfrutar de sus coberturas.

¿Cómo se hace la amortización de los seguros?

Generalmente, existen dos tipos de seguros de amortización de préstamos:

  • Seguro de pagos anual renovable (TAR): es en el que se asegura el capital de la hipoteca y va disminuyendo conforme pasa el tiempo y se va amortizando el préstamo (el seguro también va amortizando la deuda). En este caso, si se produjese un siniestro, la aseguradora liquidará la deuda pendiente. La prima se abona periódicamente y su importe es descendiente en cada pago.
  • Seguro con prima única financiada (PUF): se trata de otra modalidad, en la que se asegura un capital para la hipoteca, pero permanece inalterable. No se amortiza con el paso del tiempo. En este caso, si se produjese el siniestro, la compañía liquidará la deuda y se abonará al titular – o sus herederos – la parte sobrante. La prima se abona en un único pago.
Compara todos los

Compara todos los seguros del mercado

Existen muchos tipos de seguros ¿En qué se diferencian? ¿Cómo se contratan? ¿Cuál es el mejor según tu perfil? Te resolvemos todas las dudas.

Comparar